‘Homenajeando’ a ese abominable Polo Polo

Miguel Polo Polo, político uribista
‘Homenaje’ le hago al embaucador aquel
repulsivo Polo Polo, que un engendro de incesto es:
Porque tal alimaña de indígena se las dio
después de autorreconocido como persona Negra;
marrulla suya de camaleón a la que recurrió
para en una universidad ganarse una beca.
Porque más tarde volvió a ser Negro para aspirar
a curul en el Congreso propia de la Negrocolombianidad,
que ayudado por sus camaradas del nefasto uribismo
–y más derechistas- la usurpó. ¡Nauseabundo bandido!
Porque ya no Negro ni aborigen siendo,
sino blanqueado, sin escrúpulo alguno esparciendo
como dizque gran misión: “Crear un Partido de Derecha
para poner a comer mierda a los Negros
y a cualquier persona enrolada en la Izquierda”;
pero que ya retrógrado en la Cámara de Representantes
a cabalidad lo ha corroborado, cuando no hace
más que pregonar: “Nada de justicia social haya,
ni PAZ”. ¡Carajo!, vomito al mencionar a ese canalla
que al Tío Tom en ser un lacayo le gana.
Parlo es del gusanoide Polo Polo descerebrado
al que sus compinches de pandilla no paran de darle
bombo para joder sin ni un pite de descanso
a Petro y a Francia Márquez,
y en general a las personas que no sean
comulgadoras con esa Derecha canibalesca;
y es pretendiendo siempre que a lo mejor alguien
empuerque sus manos pasándolo al papayo
–cosa que ojalá con esa víbora no pase-,
para sin duda de una enseguida salir acusando
a Petro y a Francia de ser culpables,
según, de mandar a silenciarlo.
Pues, ¡pachucho!, nunca jamás yo anhelaré
que con ese amanerado Polo Polo abominable
–¡pasado de socarrón!- haya de suceder
tal desenlace que muy repudiable;
sino que con velas encendidas ruego, mejor,
que haya rápido el Todopoderoso Señor
de a dicho hazmerreír con un hocico de cloaca
sacarle los demonios que desde cuna lo acompañan.
Reconozco que uno incluso crimen comete
importancia dándole a un endriago que no se la merece.


Comentarios